jueves, 27 de agosto de 2015

ESTOY A LA ESCUCHA




El cuerpo se expresa por sintomatología.  
Se acerca Septiembre. Seguramente estos días se nos deteriora el humor, cierto malestar invade nuestra cabeza. Nos ronda la preocupación de la vuelta al trabajo: ¡solo pensar en la cara almidonada del jefe, el compañero que todo lo sabe y, el cliente que cuando le preguntas ¿que tal han ido las vacaciones?: ¡¡¡nos las cuenta todas!!!, siento que me deprimo! 


Sabes muy bién que no puedes eludirlo: ni al cliente ni al trabajo, y lo afortunado que por ello eres. Así que dispón tus herramientas mentales -que ya conoces- para hacer los ajustes necesarios. La felicidad siempre es un camino que "está en obras" y tu eres el responsable de mantenimiento. 


Cuando el cuerpo avisa hay que ponerse a la escucha! antes que ir al médico:
siempre tiene las mejores razones y además "el presupuesto de la obra es gratuito" y su diágnostico certero.


Muchas veces… se nos cae la moquita, cuando el cuerpo no llora.
El dolor de garganta “tapona”, cuando no es posible comunicar las aflicciones.
El estómago arde, cuando las rabias no consiguen salir.
La diabetes invade, cuando la soledad duele.
El cuerpo engorda, cuando la insatisfacción aprieta.
El dolor de cabeza deprime, cuando las dudas aumentan.
El corazón afloja, cuando el sentido de la vida parece terminar.
La alergia aparece, cuando el perfeccionismo está intolerable.
Las uñas se quiebran, cuando las defensas están amenazadas.
El pecho aprieta, cuando el orgullo esclaviza.
La presión sube, cuando el miedo aprisiona.
Las neurosis paralizan, cuando el niño interior tiraniza.
La fiebre calienta, cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.
Las rodillas duelen, cuando tu orgullo no se doblega.
El cáncer mata, cuando te cansas de “vivir”.

Y tus dolores callados? Cómo hablan en tu cuerpo?

Elige alguien que te pueda ayudar a entenderte, a “organizar las ideas”, a“armonizar las sensaciones” y recuperar la alegría.
Necesitamos expresar nuestro dolor, tanto físico como emocional, a alguien que quiera escucharnos y puedo ayudarnos.
Pero de nuestro esfuerzo personal depende, principalmente, que se produzcan cambios en nuestras vidas, para hacer de nosotros personas saludables y felices y que nuestro entorno también lo sea.





Si compartís esta entrada, por que os gusta, estáis ayudando a que este blog esté más presente en las búsquedas y pueda ser más leído. Gracias!


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...